EL APRENDIZAJE EFECTIVO

DE LA LENGUA HABLADA

Resumiendo.

A través de los años hemos utilizado muchas palabras para tratar de explicar al mundo y a nosotros mismos lo que realmente sucede cuando nuestros estudiantes aprenden la lengua hablada más rápido y mejor que muchos estudiantes de otras personas. Es un asunto complicado , pero creemos que en realidad se reduce a lo siguiente: si se expone de forma masiva a la lengua oral estructurada en un período concentrado de 8-12 semanas , la mayoría de la gente aprende a hablar y entender sorprendentemente bien en un nuevo idioma .

Por "exposición masiva ", nos referimos entre 4 y 6 horas al día 5-6 días a la semana.

Lo hemos hecho y hemos visto que funciona. Esta es la versión larga.

La corta es que la mayoría de la gente no tiene esta cantidad de tiempo libre a su disposición. Por ello nos preguntamos: ¿Puede el proceso de asimilación de los sonidos de la nueva lengua, melodías de frases y patrones gramaticales hacerse con una exposición menos masiva?

Para la gramática la respuesta fue sencilla: Sí, no hay problema.

¿Melodías de las frases? No hay muchas, sí otra vez, con bastante facilidad.

Los sonidos, ¿entonces? El desafío es saber qué escuchar, ser capaz de oír pronto cuales son los sonidos del nuevo idioma. No tan fácil.

Así que ideamos un sistema mediante el cual el alumno aprende a escuchar de manera sistemática y recibe un entrenamiento sistemático de la pronunciación.

Funcionó. Un cuerpo de texto inicial de unas 8 páginas A4 o 20 minutos de sonido podría reducirse a unas 1,5 - 2 páginas o menos de 10 minutos de sonido, todo estrictamente estructurado y repetido en varios patrones.

Luego hicimos el sistema disponible para Internet, teléfonos móviles tradicionales y ahora smart phones y tabletas.

Funciona bien en todos los dispositivos. Una hora al día durante 8-12 semanas y estás listo: entiendes. Hablas. Y ellos contestan.

Nuestras apps están diseñadas para el auto-estudio, así como para clases dirigidas por profesor. Muchas personas no tienen tiempo para asistir a clases de manera regular, pero los que lo tienen, tienen una ventaja. Siempre es mejor tener un profesor que no tenerlo - siempre que el profesor sea bueno, es decir, muy bueno, según pensamos.

Pruébenos.